Juan Antonio Reyes Carrascosa

Publicado Publicado en Testimonios

En septiembre de 2015 mi mujer y yo decidimos embarcarnos en un viaje que pretendíamos que fuera un destino que pudiéramos disfrutar los dos, una de las pasiones de mi mujer es disfrutar de las playas cristalinas y mi gran pasión, la pesca. Así que nuestro destino fue Cabo Verde no sabíamos mucho de ese lugar solo las imágenes que pudimos ver a través de internet y la pesca que allí se generaba. Una vez estando allí nos dimos cuenta que nuestras expectativas habían quedado cortas, cuando empezamos a descubrir sus playas su gente humilde y amable. Nos enamoró. Llegó el gran día para mi, mi salida de pesca, el cual nunca imaginé que sería el mejor día de mi vida en lo que a pesca se refiere. Nos dirigíamos al pesquero y de camino iba hablando con el que fue mi guía de pesca y a día de hoy un gran amigo Dani Güell gran pescador y mejor persona. Una vez allí con los equipos preparados avistamos grandes dorados nadando alrededor de nuestro barco lancé mi jig y clavé un dorado de unos 15kg y desde ahí fue un pez tras otro, Blue Runner, serviolas, cubera, jureles canarios y un largo etc. La jornada de pesca me parecieron 10 minutos y hasta que no llegué al hotel y revisé mis fotos no asimilé la magnitud de mis capturas, ni lo que había dado de si el mejor día de pesca de mi vida. Sin dudarlo Cabo Verde es el destino ideal para el que ama la pesca tanto como yo y las playas cristalinas tanto como mi mujer. Un viaje inolvidable.