Jaime Carreño Picazo

Publicado Publicado en Testimonios

El verano pasado (2016) pasé unos días en Isla de Sal, Cabo Verde. Era el primer viaje de pesca que hacía fuera de España y sin duda fue una gran experiencia, era también la primera vez que pescaba a jigging por lo que imaginaba que me sería más difícil adaptarme y empezar a pescar bien, pero en cambio con los consejos de los guías y compañeros rápidamente le pillé el rollo a esta modalidad, sacando una gran cantidad de peces que tampoco imaginaba incluyendo peces muy buenos y los que se fueron. Todo el viaje en general fue muy bien tanto en el trato, el clima, todo. Es un destino muy tranquilo y totalmente recomendable y si tengo la oportunidad volveré sin pensarlo dos veces.