German Flores Saltó

Publicado Publicado en Testimonios

Tras hablar con Dani, me convenció que Isla de Sal era un buen destino para ir a practicar el jigging: mi pasión. Así pues fue a finales de Julio, junto a mi mujer e hijo y mi amigo Jaime. Lugar tranquilo, relajante y con una pesca abundante de peces entre 2 y 5 kgs. Cuando llegaba la hora era un no parar, hasta que llegó la hora del pez que era el objetivo de mi viaje: una gran serviola de 55kgs al jigging. Mi sueño se cumplió y además pude aprender de los sabios consejos de Dani, que de jigging sabe un rato, y hacer nuevas amistades, como la de Marcel.
Espero volver muy pronto.